Problemas de Conducta

Los trastornos del comportamiento en la población Infantil y Juvenil, abarcan un conjunto amplio de conductas de desobediencia y negativismo que se caracterizan por su elevada intensidad, frecuencia y persistencia en el tiempo. Constituyen una de las causas más frecuentes de consulta en psicología infantojuvenil, con una prevalencia de entre el 3 y el 7%, siendo más frecuente en niños que en niñas. No existe una causa única que explique la aparición de estos trastornos, ya que se cree que aparecen a consecuencia de la suma de factores temperamentales y genéticos, al interaccionar con determinadas variables sociofamiliares y del entorno.

Síntomas que indican un posible Trastorno Negativista Desafiante:

  • Se enfada o parece irritable frecuentemente.
  • Discute o muestra una actitud desafiante.
  • Presenta actitudes vengativas.

Síntomas que indican un posible Trastorno Explosivo Intermitente:

  • Presenta reacciones agresivas desproporcionadas sin causa aparente.
  • Sus explosiones no responden a un motivo u objetivo concreto.
  • Su comportamiento ocasiona alteraciones o perjuicios graves en el entorno físico y social y en el propio individuo.

Síntomas que indican un posible Trastorno de Conducta:

  • Agrede verbal o físicamente a personas o animales.
  • Destruye la propiedad.
  • Comete engaños o robos.
  • Incumple gravemente las normas.

No obstante, es importante diferenciar las conductas problemáticas características de ciertas etapas en el desarrollo normal de los niños, que tienden a desaparecer en momentos evolutivos posteriores, de los Trastornos del Comportamiento anteriormente descritos. Así las rabietas, por ejemplo, son expresiones de enfado reactivas a un suceso concreto, generalmente ante el establecimiento de normas y límites por parte del adulto, que pueden comenzar a observarse a partir de los 2 y 3 años de edad y suelen desaparecer en torno a los 5 y 6 años.

No obstante, conviene analizar si estas rabietas son puntuales y forman parte de una conducta normalizada en comparación con su grupo de iguales, o si por el contrario, constituyen un patrón de comportamiento patológico que es necesario intervenir. Si tienes dudas al respecto o te gustaría aprender pautas para mejorar el comportamiento de tu hijo/a, puedes consultarnos y te proporcionaremos “Asesoramiento a familiares sobre pautas de Crianza”.

Consúltanos lo antes posible y valoraremos tu caso para realizar un plan de actuación acorde a las necesidades de tu hijo/a. La intervención tendrá como objetivo, por un lado, a asesorar a los padres/madres y al centro escolar, mediante la enseñanza de pautas y herramientas que mejoran el comportamiento del menor. Y, por otro lado, se trabajará con el niño/a o adolescente enseñándole técnicas de autocontrol emocional y relajación, resolución de conflictos, aumento de la autoestima y tolerancia a la frustración, y mejora de las habilidades sociales y comunicativas.

Todos los artículos que aparecen la web pertenecen a Paz de Roda Centro de Psicología y están protegidos por los derechos de autor y normativas concordantes. Su uso está limitado a la lectura, no pudiéndose explotar, reproducir ni difundir sin señalar la fuente y sin pedir autorización expresa al centro.