La mayoría de nosotros hemos experimentado ansiedad en algún momento de la vida. Podría decirse que es una emoción normal. Es común sentir estrés ante una alta carga de trabajo, cuando vamos a hacer un examen importante o cuando tenemos que tomar una decisión trascendental, por ejemplo.

Cuando nos enfrentamos a una situación de incertidumbre, amenaza o peligro, las personas reaccionamos experimentando ansiedad. De esta forma, prestamos especial atención a la situación que nos preocupa y ponemos en marcha todas nuestras capacidades cognitivas, emocionales, conductuales y físicas para darle solución.

El problema reside cuando los síntomas de ansiedad se mantienen mucho tiempo o son tan intensos que afectan al funcionamiento de la persona que lo padece. Es decir, al ámbito familiar, social, académico o laboral. Es entonces cuando tenemos que hablar de un trastorno de ansiedad.

Trastornos de ansiedad y síntomas asociados:

1. Trastorno de ansiedad generalizada (TAG): se produce cuando la persona siente preocupaciones por diferentes aspectos de la vida cotidiana (economía, trabajo, hijos, salud, rendimiento, organización y gestión del tiempo, etc.). En este caso, las preocupaciones se tornan persistentes, lo que hace que interfieran con las acciones del día a día. Existe una anticipación catastrofista, es decir, la persona imagina o piensa que sucederán eventos negativos en los temas mencionados. Por ello, la persona tiende a sentirse alerta, en tensión y con pensamientos rumiativos que escapan a su control.

2. Trastorno de pánico: consiste en sensaciones corporales muy intensas y tremendamente desagradables, que se producen de forma súbita y sin motivo aparente, por ejemplo, palpitaciones, nudo en el estómago, mareos, náuseas, opresión torácica, dificultades para respirar, vista nublada. Es un problema que debilita mucho dado que la persona termina desarrollando pavor a tales reacciones, que pueden darse en cualquier situación y de forma imprevista.

3. Trastorno Obsesivo-Compulsivo: la persona desarrolla ideas obsesivas e invasivas, totalmente irracionales y que no puede desechar, aunque se resista a las mismas. El contenido de las obsesiones es percibido por la persona como inadecuado e indebido. Esto genera tal ansiedad, que pone en marcha compulsiones o acciones que intentan reducir la tensión. Por ejemplo, la persona puede desarrollar temores de contaminación y a partir de ahí lavarse a sí misma o al hogar de forma constante; la persona puede temer que haya un accidente y a partir de ahí revisar el gas o la puerta incesantemente.

4. Trastorno por Estrés Postraumático (TEPT): Esta condición se da cuando la persona ha experimentado una situación que ha puesto en peligro su integridad física o psíquica como un accidente, un abuso sexual, etcétera… El nivel de sufrimiento es altísimo. Es necesario que aquellas personas que sufran cualquiera de los trastornos mencionados con anterioridad acudan a profesionales como los psicólogos ansiedad en el Barrio Salamanca de nuestro centro Paz de Roda.

5. Fobia social: temor acusado en situaciones sociales, donde la persona siente miedo a ser observada, ridiculizada, juzgada, humillada o cuestionada.

6. Agorafobia: miedo a lugares donde la persona sienta que no tiene escape. La persona agorafóbica siente angustia y miedo en las situaciones donde se encuentra desprotegida y vulnerable, temiendo perder el control, sufrir un ataque de pánico o desvanecerse, de forma que quedaría en ridículo y en peligro.

7. Fobia específica: es el miedo irracional que surge como respuesta a un estímulo que puede ser una situación, un objeto, un insecto o un lugar (hospitales, alturas, ascensores, inyecciones, sangre, etc). La persona que sufre un trastorno de este tipo hará lo imposible por evitar ese estímulo que le provoca ansiedad, y esta conducta de evitación puede interferir en el funcionamiento normal de su cotidianidad.

Es imprescindible que cualquier trastorno de ansiedad sea tratado por profesionales. Ya que, con un tratamiento y unas pautas para su control, las personas podrán eliminar sus síntomas y mejorar su calidad de vida enormemente. Los trastornos de ansiedad tienen un alto índice de prevalencia en la población general y tienen una altísima tasa de recuperación tras una terapia adecuada.

En Paz de Roda Centro de Psicología contamos con los mejores especialistas en ansiedad. Si necesitas ayuda, visítanos. Nuestros profesionales te ayudaran a sentirte mejor! Primera sesión informativa gratuita. Contáctanos directamente a través de WhatsApp.

 

 

Nota: Todos los artículos que aparecen en esta web pertenecen a Paz de Roda Centro de Psicología y están protegidos por los derechos de autor y normativas concordantes. Su uso está limitado a la lectura, no pudiéndose explotar, reproducir ni difundir sin señalar la fuente y sin pedir autorización expresa al centro.

Leave a Reply