Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

El TDAH o Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad es un trastorno del neurodesarrollo definido por niveles problemáticos de inatención, desorganización o hiperactividad-impulsividad.

Los problemas de atención y de organización implican la imposibilidad de seguir realizando una tarea o incluso comenzarla, que parezca que no escuchan y pierdan las cosas a unos niveles inconcebibles para su edad o nivel de desarrollo.

La sintomatología puede manifestarse de forma diferente según la edad del niño y se debe desarrollar en dos ó más ambientes como en casa y en el colegio y el trastorno se divide actualmente en tres subtipos de acuerdo a las principales características asociadas al desorden: Inatento; hiperactivo-impulsivo y combinado.

Dificultades en el diagnóstico

 

La hiperactividad e impulsividad implican una actividad excesiva, movimientos nerviosos, incapacidad de permanecer sentado, intromisión en las actividades de otras personas e incapacidad para esperar o ser pacientes.

Puede hacernos sospechar la existencia de este trastorno que el niño no preste atención, no escuche, sea incapaz de relajarse, hable o actúe sin pensar, se muestre despistado, impulsivo y/o con pérdidas de control.

Los indicadores conductuales del TDHA son similares en algunos aspectos a los de otros problemas diferentes (estrés crónico, trastorno negativista desafiante, trastornos de conducta, retraso en el desarrollo intelectual o talento precoz).

En la infancia, el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad frecuentemente se solapa con trastornos que los psicólogos suelen diagnosticar (con sobre-diagnósticos incluso) conjuntamente, como el trastorno negativista desafiante y el trastorno de conducta. El TDAH a menudo persiste hasta la edad adulta si no se trata adecuadamente, con consecuentes deterioros del funcionamiento social, académico y ocupacional.

¿Cuál es el problema hoy en día con este trastorno?

 

El mayor problema que tiene el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad es la sobrediagnosticación que éste ha ido sufriendo en los últimos años, sobre todo en la etapa infanto juvenil.

Cada vez más padres, cuando observan que su hijo es inquieto o desobediente, ya tienden a pensar que puede padecer este trastorno y piden cita al psicólogo o neurólogo para que éste le diagnostique e incluso le recete medicación urgente. Tal enfoque puede llegar a ser peligroso, ya que se asigna al niño una categoría o “etiqueta” desde muy pequeño, y esto puede afectar su forma de percibir y construir la realidad.

Entonces… ¿cómo enfocar el problema si el niño es inquieto e impulsivo?

 

Lo más importante es tener paciencia y no pensar en primera instancia que el niño por ser inquieto pueda padecer algún tipo de trastorno. Lo primordial es educarle para que haga las cosas correctamente y motivarle con cosas que le apasionen, de esta forma mantendrá su mente activa y no perderá la atención.

Por otra parte, en casa hay que establecer desde un principio una serie de normas que deben cumplirse, pero no llegar a ser excesivamente autoritario con ellas, pues está demostrado que la excesiva autoridad no es buena para el desarrollo en la infancia.

Aun siguiendo estos consejos, y otros que se pueden encontrar en manuales especializados en niños con TDAH, es importante recibir ayuda de profesionales de la psicología. El problema comienza cuando el padre, sin indagar más profundamente en el posible problema del niño, cree reconocer directamente el trastorno en un sentido lato.

Por todas las consecuencias que esta sobrediagnosticación puede acarrear, los padres deben atender y observar más a su hijo para entenderle. La ayuda de un profesional experimentado es vital. En nuestro centro de Psicología Paz de Roda invitamos a los padres a contactar con nuestros profesionales especializados en las áreas de la etapa infanto juvenil para llevar a cabo un diagnóstico adecuado de TDAH y en su caso unas pautas para afrontar el trastorno en el día a día.

Soy Virginia Fernández, Experta en Psicoterapia Infanto Juvenil.Si necesitas hablar con nosotros, estamos a tu entera disposición. Contacta Directamente. Contáctenos en WhatsApp.

Bibliografía.

Barkley, R.A. (1998). Attention-Deficit Hyperactivity Disorder: A Handbook for Diagnosis and Treatment. New York: Guilford.

 

 

Nota: Todos los artículos que aparecen en esta web pertenecen a Paz de Roda Centro de Psicología y están protegidos por los derechos de autor y normativas concordantes. Su uso está limitado a la lectura, no pudiéndose explotar, reproducir ni difundir sin señalar la fuente y sin pedir autorización expresa al centro.

 

Leave a Reply