Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Las personas cuando deciden vivir en pareja, lo hacen con gran ilusión y con grandes expectativas. Sin embargo, tras mi experiencia en la práctica clínica, he observado que las parejas evolucionan y pasan por diferentes fases a lo largo del desarrollo de la relación, donde pueden surgir todo tipo de dificultades.

Y, a veces, las personas me preguntan sobre si resulta conveniente o útil realizar una terapia de pareja o su problema tiene solución. Lo primero que debemos tener en cuenta es que por regla general, podemos realizar terapia de pareja en tanto que exista una unión o relación entre dos personas.

No obstante, mencionaremos algunos de los motivos más habituales que pueden abordarse bajo la terapia de pareja:

 

  • En la gran mayoría de los casos, las parejas que acuden a consulta tienen una Comunicación ineficaz. En consecuencia, se genera un exceso de discusiones, en las que la escucha, la empatía y la compresión son inexistentes y reinan los enfrentamientos, los malentendidos, la hostilidad, las críticas y los reproches. En otras ocasiones, la pareja no discute pero apenas se habla, pudiendo estar comunicando al otro desinterés o indiferencia.
  • Escasos intercambios positivos.En consulta he observado que las parejas en conflicto, los intercambios positivos se reducen en gran medida en muchos casos. Por ejemplo: Ausencia de tiempo de ocio juntos, ausencia de intimidad y complicidad, escasa o inadecuada expresión de muestras de afecto, de cariño, de interés o atención, de apoyo, de valoración, etc.
  • Losproblemas sexuales son muy habituales. Cuando las relaciones íntimas no son satisfactorias, pueden aparecer otros problemas derivados de ellas en la relación de pareja. Es habitual que las parejas consulten porque “han perdido la pasión” instalándose la rutina y la monotonía en sus relaciones sexuales. Y a veces, porque uno de los dos miembros de la relación sufre una disfunción sexual.
  • ¿Sabías que se pueda tratarlainfidelidad?La pareja necesita ayuda para afrontar y superar el daño producido y la fractura en la confianza, y muchas veces sale fortalecida tras superar el bache.
  • Muy típicos también son loscelos y ladesconfianza.
  • En otras ocasiones, me he encontrado con problemas psicológicos de uno de los miembros de la pareja. Tales como depresión, ansiedad, adicción o problemas de control de la ira… Es necesario, a veces, además del tratamiento individual, realizar una terapia de pareja para reconsolidar el vínculo.
  • Otro motivo muy frecuente son las crisis en las diferentes etapas del ciclo vital. Pueden darse multitud de situaciones que exigen una nueva forma de estar en pareja y una adaptación a los nuevos cambios en su rutina y estilo de vida. Por ejemplo: irse a vivir juntos, la llegada de los hijos y su educación, la jubilación, etc. Y no siempre la pareja consigue adaptarse adecuadamente a esos cambios, surgiendo diferentes conflictos.
  • Problemas para negociar y llegar a acuerdos. Hay infinidad de motivos que pueden desembocar en desacuerdos en una pareja. Por ejemplo, roces en la convivencia por problemas con la distribución de las tareas domésticas, desacuerdos en la cantidad del ocio compartido, en la necesidad de espacio personal, desacuerdos en razones laborales o económicas, en la educación o crianza de los hijos, etc.
  • A menudo también he visto en consultaproblemas relacionados con la familia política. Por ejemplo, conflictos por la cantidad de tiempo que se dedica a la familia de origen: con qué frecuencia ir a visitarlos, con quién se pasan las vacaciones, etc. O por el desacuerdo en el establecimiento de límites con respecto a la familia política.
  • Problemas externos a la relación de parejacomo una crisis económica, problemas laborales o una grave enfermedad. Este tipo de situaciones pueden acabar deteriorando la relación, sobre todo, si se mantienen a lo largo del tiempo.
  • Dificultades para gestionar las diferencias en filosofía de vida, expectativas acerca de la relación de pareja, creencias o valores.

Cada vez es más frecuente que las parejas busquen apoyo en la terapia de pareja para abordar sus dificultades. Aunque no es necesario esperar a que aparezcan estos u otros problemas para acudir a consulta. Hay parejas que acuden para prevenir su aparición o porque les gustaría mejorar algún aspecto de su relación.

 

Si todavía tienes dudas sobre la terapia de pareja o piensas que necesitas la ayuda de un profesional, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo. Estamos deseando poder ayudarte.